MILLER: Teoría relacional

La teoría relacional de Jean Backer Miller, nos habla sobre un desarrollo de la personalidad en concordancia con los vínculos emocionales a partir de la misma infancia del niño. La formación del concepto del YO surge de la interacción y convivencia con otras personas, sobre todo inicialmente de la relación con los padres.
Tomando en cuenta esto, los factores que influyen en el desarrollo humano son principalmente: la personalidad, los vínculos emocionales, la infancia, el género y la interacción, ya que cada individuo, desde la infancia comienza con la construcción de su propia personalidad, y esto lo hace interactuando y conviviendo con las personas involucradas en su contexto que a lo largo de las distintas etapas que integran su vida, influyen en su desarrollo.
Un aspecto importante en el que se debe hacer hincapié en esta teoría es que toma en cuenta ambos géneros, a diferencia de otras teorías acerca del desarrollo de la personalidad, las cuales omiten los aspectos relacionados con el desarrollo del género femenino.
Por otra parte, la teoría de Miller no considera los aspectos opuestos de cada etapa, tampoco los aspectos negativos que pueden influir en el desarrollo de la persona en caso de que no sucediera lo que indica cada una de las etapas, como se menciona en las teorías de Freud y Erickson.
Cabe destacar que esta teoría sólo se enfoca al desarrollo humano en óptimas condiciones de relaciones sociales y olvida a los sujetos que se encuentra en desventaja como pueden ser: la falta de una familia o de algún integrante de ésta, la escasa o nula posibilidad de acceder al ámbito educativo, falta de recursos económicos, etc.
Consideramos que la teoría relacional en la actualidad permitiría un buen desarrollo humano en el aspecto social, tomando en cuenta que “la personalidad se desarrolla a la par con los vínculos emocionales, no separada de ellos, desde la misma infancia” (Miller, 1991), es decir cada individuo al relacionarse con otras personas, al existir un trato, una convivencia y comunicación entre ellos, ayudan al individuo en la construcción de su personalidad. Sin embargo creemos que el aspecto económico, no ayuda favorablemente a esta teoría, para tener un buen desarrollo humano, ya que nos encontramos en medio de una crisis, y por tal motivo en algunas familias ambos padres tienen que trabajar y esforzarse más, para poder tener una vida de calidad, olvidando y dejando de lado a sus hijos, ya que no tienen el tiempo necesario, para convivir con sus hijos y ayudarlos en la construcción de su personalidad.
Respecto a los temas que se relacionan con la Teoría Relacional, consideramos que el tema de Diferencias por género, pues toma en cuenta ambos géneros, sin embargo sabemos que siempre han existido diferencias entre hombres y mujeres, y una de ellas es que a las mujeres se les considera el sexo débil, aunque actualmente esas diferencias han disminuido. De igual manera consideramos que estas diferencias comienzan en el hogar, es decir en la familia.
De acuerdo con Delval dentro de la familia la socialización se realiza de manera diferenciada por uno y otro sexo, tanto de forma obvia tanto por métodos mucho menos aparentes. (2004:434). Pues la interacción entre padre y madre con sus hijos es muy diferente, pues los padres conviven y juegan más con sus hijos que hijas, ya que se sienten identificados con ellos, y les enseñan sus mismos hábitos, mientras que las madres se relacionan más con sus hijas, enseñándoles las labores del hogar y en algunos casos las actitudes que deben de tener en un futuro frente a sus esposos, pues a las niñas se les relaciona con la sensibilidad, el miedo, la obediencia, y la afectividad, mientras que a los niños con la agresividad, la competitividad y la independencia. Sin embargo consideramos que para que puede existir una igualdad entre hombres y mujeres, es necesario que la propia mujer no se sienta inferior a los hombres, pues tanto hombres y mujeres tenemos diferentes habilidades y fortalezas las cuales son el complemento del otro, por esta razón es importante apoyarnos, pues siempre vamos a necesitar de la ayuda del otro, y así poder formar una unidad.
Analid Maritza Ángeles Ángeles
Alicia Francisco Monroy
Bellamitzi Torres Alvarado

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada